Mostrando: 1 - 10 de 17 RESULTADOS

Ansiedad

Hace tiempo que no escribo acá en Tierra Amiga, lugar en el que decidí escribir por puro gusto, sin frecuencia, guiado únicamente por la motivación de hacer algo que me gusta, que es contar cosas que valen la pena. Pero pasa el tiempo y no escribo nada. Eso me jode, me da culpa. Me pregunto si está bien hacer las cosas cuando tengo ganas de hacerlas, o si debo ser disciplinado y escribir aún sin ganas. Me genera mucha ansiedad, porque siento que no hago lo que debería hacer, que no soy lo que debería ser.

El hombre en busca de sentido

“El hombre en busca de sentido”, de Viktor Frankl

Antes de ser un aclamado escritor y conferencista Viktor Frankl era un destacado psiquiatra austríaco. Falleció en 1997 cuando ya era valorado por su enorme capacidad para transmitir su conocimiento sobre Logoterapia, el tipo de psicoterapia que creó antes, durante y después de la 2º Guerra Mundial. Protagoniza, narra y reflexiona sobre las experiencias que vivió mientras estuvo prisionero en los campos de concentración nazis.

Su libro narra vivencias personales ocurridas en lo más oscuro de los campos de torturas y exterminio, que bien podría ser lo más oscuro de la mente humana.

Fuerza

Gracias a entrenar, andar en bici, caminar, jugar al tenis de mesa, gracias a las flexiones, las dominadas y las sentadillas, puedo decir que estoy tranquilo en la mente, el cuerpo y el alma. Estar bien implica que un conjunto de cosas lo estén. Familia, salud, los seres queridos que te rodean, el trabajo. Lo sé. Pero hay cosas que se pueden cambiar y otras que no.

Me costó mucho volver a sentirme animado. Entrenar me dio fuerza en el cuerpo y la fuerza emocional necesaria para salir adelante en la vida.

Chela Nemoz

Chela, el piano y los limones

El jueves viví una experiencia que refuerza mi creencia de que tener un ikigai, una razón por la que vivir, nos permite tener una vida más fecunda cuando llegamos a viejitos.

Estaba hermoso, un poco fresco pero primaveral. El trabajo estaba tranquilo, y mi mamá me dijo “dice Chela que si queres limones vayas a buscarlos”. Le pedí a Juana, mi hija, que me acompañe y me fui hasta lo de Chela, frente al Parque Mitre, donde pasé mi infancia entera jugando al fútbol.

Cuando estaba tocando timbre la veo venir a Chela, caminando tranquila con el solcito de la mañana y una bolsa de frutas y verduras en cada mano. “Fui a la verdulería, pero estaba tan lindo que me di una vueltita”, me dijo. Chela tiene 85 años, es elegante, fina en sus modales, impecable.

Argentina / Elecciones 2023

¿Los políticos lloran?

Hace una semana entró a la panadería una señora, aproximadamente 55 años, primera vez que la veía. No tenía aspecto de estar vestida como alguien en situación de calle. Le dije buen día, qué anda buscando. Su respuesta, mirando hacia abajo, fue inentendible. La señora miraba hacia abajo pero pude verle los ojos rojos, inyectados con lágrimas y quién sabe qué otro sentimiento. Esa situación la viví varias veces durante la pandemia. Gente que repentinamente se quedaba sin trabajo y tenía que salir a pedir comida, desesperada, pero sobre todo llenos de vergüenza.

Ikigai, de Héctor García & Francesc Miralles

«Ikigai», de Héctor García & Francesc Miralles

Nada más lejos de mi interés que un libro que enseña secretos para vivir mucho y “feliz”. Pero lejos de ser otro libro más de autoayuda con soluciones milagrosas, García y Miralles hurgaron en las no tan secretas ni imposibles de imaginar centenarias costumbres japones para plasmar sobre el papel muchas conclusiones simples e imprescindibles para elevar nuestra calidad de vida.

Personalmente sentí que las enseñanzas de este libro me calmaron, me ordenaron y me ayudaron a tomar decisiones (y descartar otras).

Fotografía de Seba Pisoni

¿Qué es el infierno?

Aprendí qué es el infierno en un taller literario. Sentado en una mesa redonda, en una cocina, junto a un grupo de compañeros que tomaban vino, mate, agua. Todos estábamos ahí para aprender a mejorar nuestros textos compartiéndolos y haciéndonos críticas constructivas, pero fundamentalmente para aprender de Pablo Ramos, nuestro maestro, enormemente generoso en cuanto a conocimiento, pero también exigente y despiadado para las críticas. Pablo no se ponía loco cuando escribíamos mal, sino cuando nuestros cuentos o intentos de novelas eran propios de un “imbécil moral”. Él sostiene que se puede ser un gran escritor e incluso un gran artista pero ser un imbécil moral. Fue en una de esas clases picantes que no volaba una mosca cuando aprendí qué es el infierno.

Lien Chiao

Lien Chiao:»Acá compartir es muy importante, hay un corazón más grande»

“Martín, el chino”, me dijo un amigo que lo conoce porque le compra comida algunos mediodías. Pero Martín, el chino, no es chino, sino taiwanés. Claro que los taiwaneses se consideran los verdaderos chinos, y que muchos chinos sostienen que Taiwán les pertenece.

Más allá de las cuestiones históricas entre ambos países, contar algo de la historia de Martín me pareció interesante por un rasgo en particular que lo diferencia del resto de los “chinos” que viven en Olavarría y en cualquier otra ciudad argentina. Martín es altamente sociable, tiene amigos de acá, practica deportes con argentinos, toma mate, conversa y abre las puertas de su casa.